Skip to main content

¿Va a volver a estar aislado mi hijo/a este curso?

Si el curso pasado te dolía ver a tu hijo/a estar sólo, aislado, sin amigos y triste, es lógico estar preocupados y es normal que pienses que puedes hacer algo.

Los niños pueden pasar en sus relaciones sociales por unas cuantas etapas diferentes:” Si hacen grupos y los líderes prohíben estar en el grupo”, ” si a un niño no le gusta el fútbol y se queda sólo porque los demás solo quieren jugar a eso”, “  llama la atención por su carácter, etc.

Las PAUTAS DE CRIANZA PARENTAL juegan un papel clave en el desarrollo evolutivo del niño, influyendo tanto en problemas internalizantes (ansiedad, miedos no evolutivos) como externalizantes (conductas de oposición, Agresividad, estrategias de afrontamiento, competencias sociales).

En general, los progenitores que se caracterizan por una baja disciplina o un afecto bajo tienden a percibir más alteraciones emocionales y comportamentales en sus hijos. Tanto la escasez de disciplina como la falta de afecto o apoyo emocional, influyen a la hora de percibir menores competencias sociales en el niño/a, así como un mayor retraimiento. De esta forma, los progenitores que proporcionan un grado de autonomía adecuado, pero a su vez aplican normas, límites y apoyo emocional, favorecen un adecuado desarrollo social en el niño/a.

Las habilidades sociales de los niños son mucho mayores de lo que pensamos.

Desde pequeños van adquiriendo recursos para relacionarse, al principio con la ayuda de sus padres, pero más adelante tienen que buscarse la vida ellos solos, afrontar las situaciones sin tener que buscar siempre la ayuda de los adultos.

En la pre-adolescencia, los grupos empiezan a afianzarse, bien por sus gustos y aficiones, o porque se conocen desde pequeños…, es uno de los momentos que suele haber mayores dificultades. Da igual la cantidad de personas que haya en el grupo, que sea el líder del grupo o no, que sea el mejor en todo o no… lo importante es que vuestro hijo/a sea FELIZ, se sienta cómodo y sea respetado por  los demás y consigo mismo.

¿Podéís ayudarles? Claro que sí, guiándoles desde pequeños a respetar a los demás, a compartir y a ponerse en el lugar de los demás, enseñándoles el valor de la honestidad,…

Sobre todo GUIARLES, pero no sobreportegerles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.